CONSTRUYENDO HISTORIA.....
   
  CONSTRUYENDO HISTORIA.....
  La evolución política e institucional
 

LA EVOLUCION POLITICA E INSTITUCIONAL

I.- EL DECENIO DE PÉREZ (1861-1891):




El presidente Pérez formó su primer gabinete dando cabida en él a los elementos moderados y conciliadores, para así superar las divisiones existentes como consecuencia de 1a Guerra Civil de 1859. Con este propósito, se dictó una LEY DE ANMISTIA (1861) que favoreció a "todos los individuos que desde el año 1851 hasta la fecha hubiesen sido o pudieren ser enjuiciados por razón de delitos políticos".

Sin duda que desde el decenio de Montt, la aristocracia compartía el poder con un nuevo grupo social, la BURGUESIA, que en los 30 años siguientes continuó afianzando su riqueza y poder político. La misma naturaleza de sus negocios, en especial el contacto con Europa, hizo penetrar en Chile ideas de corte liberal que en el ejercicio práctico de la política fortalecieron el poder del Congreso y la organización de los partidos. Fue, pues, cada vez más difícil para los presidentes contar con mayorías parlamentarias, viéndose en la obligación de recurrir al sistema de alianzas políticas.
Pérez gobernó con la FUSION LIBERAL CONSERVADORA, que se había formado a fines del gobierno anterior, lo que contribuyó a darle a su administración una línea moderada.
La oposición quedó integrada por los NACIONALES, que hasta el año 1864, fueron mayoría parlamentaria; los RADICALES o LIBERALES ROJOS, fracción escindida del Partido Liberal, ahora en el gobierno; y GRUPOS DE LIBERALES, sin filiación a partidos.
En 1862, los RADICALES abandonaron el gobierno, debido a que no aceptaban la fusión con los conservadores. Sus líderes fueron MANUEL ANTONIO MATTA y PEDRO LEON GALLO. Las aspiraciones del nuevo partido se concentraban en cuatro principios:
1°. Reforma de la Constitución.
2°. Enseñanza laica.
3°. Descentralización administrativa.
4°. Libertad electoral.
La actividad política cobró cada vez mayor fuerza, y mientras la oposición se organizaba al interior de la Fusión se daba una tenue lucha entre Liberales y Conservadores por el acceso a cargos de influencia; lucha que se agravaría al extremo de llegar a romper esta alianza política en 1873.
En el ambiente de la época, de una mayor acentuación de las ideas liberales y laicas, por lo tanto, se consiguió la dictaminó de una LEY INTERPRETATIVA del Artículo 5° de la CONSTITUCION DE 1833, y que en la práctica establecía la LIBERTAD DE CULTOS. Promulgaba el 27 de julio de 1865, su texto señalaba:
Articulo 1°: Se declara que por el artículo 5° de la constitución, se permite a los que no profesen la religión católica, apostólica, romana, el culto que practiquen dentro de edificios de propiedad particular.
Artículo 2°: Es permitido a los disidentes fundar y sostener escuelas privadas para la enseñanza de sus propios hijos en la doctrina de sus religiones.
Una creciente actividad política dio tono muy característico a los últimos años del decenio de Pérez. Sobre todo, una intensa crítica originada en los sectores radicales, nacionales y liberales opositores al gobierno, a quien acusaban de favorecer una política conservadora.
Era evidente que se vivía una época de transición entre las ya viejas formas y estilos de los pelucones con las impulsadas por los liberales. Dentro de éstas se destacó la sustentada por los CLUBS DE LA REFORMA, que surgieron en diferentes ciudades de Chile en 1868 y extendieron su acción política hasta 1871, sostenidos por el Partido Radical, la juventud nacional y grupos liberales.




La influencia de los clubes en la vida política chilena fue decisiva. Fueron los eficaces vehículos de propagación de las ideas liberales. Su programa fue el punto de partida a todas las reformas político-constitucionales del último cuarto del siglo XIX. Siendo además una escuela cívica que introduce diversas prácticas democráticas como convenciones, reuniones, conferencias, etc., a más de organizar una oposición seria y fiscalizadora.
En este ambiente de intensa promoción política, el año 1871 fue promulgada la PRIMERA REFORMA CONSTITUCIONAL que prohibió la reelección presidencial para el período inmediato.
II.- GOBIERNO DE FEDERICO ERRAZURIZ Z. (1871-1876):




Elegido como representante de la Fusión, le tocó enfrentar la ruptura de la misma, e iniciar una serie de conflictos con la Iglesia Católica, los que continuaron durante los gobiernos de Pinto y Santa María. También bajo su administración fueron aprobadas varias reformas constitucionales.

La combinación política que llevó a Federico Errázuriz a la presidencia estaba compuesta por elementos ideológicamente antagónicos: conservadores católicos, de un lado, y liberales laicos, del otro. Pero unidos en señal de protesta al autoritarismo de Montt. No es raro, entonces, que con el tiempo tal unidad comenzara a resquebrajarse.
En aquellos años, muchas de las instituciones públicas estaban dominadas por la Iglesia Católica, creándose en esa forma una situación dolorosa y difícil para los disidentes (no católicos). Entre los partidos de la Fusión había diferencias en el papel de la Iglesia en la vida pública y en los asuntos educacionales. La discusión de estos problemas recibió el nombre de CUESTIONES TEOLOGICAS. Tal problemática desembocó en la agudización del conflicto en el seno del gobierno entre conservadores y liberales, aproximando estos últimos hacia la oposición. En el transcurso del gobierno de Errázuriz, fue cada vez más claro el propósito de romper la Fusión y organizar un cuadro político con abierto predominio de ideas liberales. En las elecciones parlamentarias de 1873, el gobierno intervino de tal manera que los conservadores salieron notablemente perjudicados en la obtención de senaturías y diputaciones. En verdad, ello era expresión de un conflicto mucho más intenso que buscaba su expulsión del gobierno y de tensiones de data no tan reciente.
1873 marcó la ruptura de la Fusión.
¿Cuáles son los antecedentes de esta crisis?:
1° LEY SOBRE ENTIERRO DE DISIDENTES (1871), que reglamentó el entierro de disidentes en lugar separado de los católicos en los cementerios fiscales y municipales; permitió la fundación de cementerios privados; y estableció que los que en adelante se fundaran con fondos fiscales o municipales, garantizarían el libre entierro según los ritos del fallecido.


 

2°. Otro antecedente ineludible para entender la ruptura, fue su posición frente a la enseñanza. Desde los años de la República Autoritaria se había dispuesto que al finalizar e1 año escolar, los alumnos de colegios particulares debían someterse al examen de una comisión fiscal, la que determinaría su promoción al curso siguiente. Se quejaban los profesores y alumnos de las escuelas particulares, que las comisiones los calificaban arbitrariamente, en especial si eran de colegios católicos. Para garantizar la autonomía de esos colegios y su visión particular sobre algunos ramos, en especial, las ciencias naturales, el Ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, el conservador Abdón Cifuentes dictó en enero de 1872 un decreto sobre libertad de exámenes, que permitía a los colegios particulares examinar de por sí a sus alumnos.
Esta disposición desató las críticas de los sectores liberales, que al cabo de un año denunciaron abusos cometidos en la calificación de los alumnos por esos colegios. Las argumentaciones más duras vinieron del rector del Instituto Nacional, el liberal Diego Barros Arara. Los hechos desembocaron en posiciones extremas, el gobierno destituyó al rector y en su apoyo varios alumnos, incitados por liberales y radicales que ya veían el fin de la Fusión, atacaron la casa del Ministro.
La escandalosa situación fue a dar al Congreso Nacional donde la mayoría parlamentaria, de corte liberal, interpeló al ministro Cifuentes. A pesar que no hubo censura, los conservadores entendieron que el bochorno era una acción premeditada para obligarlos a abandonar el gobierno. E1 ministro renunció y junto con ello se produjo el retiro de los conservadores. E1 decreto que había causado tantos malestares fue derogado.
De aquí en adelante y hasta 1890, gobernó el país la ALIANZA LIBERAL, formada por liberales, radicales y nacionales. Este nuevo conglomerado político impulsó un conjunto de reformas, entre los años 1873-74, que buscaban:
1° Disminuir el autoritarismo del Ejecutivo.
2° Disminuir la influencia de la Iglesia.
3° Modificar el sistema electoral.
1.- Las Reformas Constitucionales: en general, los años 1873 -74 fueron de intenso debate en torno a la estructura política de la nación, se introdujeron modificaciones a la Constitución de 1833 y se dictaron a1gunas leyes complementarias.
En estos dos años, fueron dictadas cinco enmiendas constitucionales:
1° SOBRE QUORUM LEGISLATIVO: La Constitución de 1833 en su artículo 54 exigía mayoría absoluta como quórum para las sesiones de los cuerpos legislativos. Con la reforma, el Senado sesionaría con la tercera parte y la Cámara de Diputados con la cuarta parte de sus miembros.
2° SOBRE LIBERTAD DE REUNION, DE ASOCIACION Y DE ENSEÑANZA: La Constitución de 1833 no mencionaba en su artículo 12 estos derechos. La ley de reforma constitucional promulgada 13 de agosto de 1874 los reconoce expresamente.
3° ESTA CUARTA ENMIENDA (si contamos la de 1877) se refiere a la composición del Congreso e introdujo las siguientes modificaciones:

a. Se reglamentaron las incompatibilidades estableciendo que no podían ser elegidos para el cargo de diputados los sacerdotes, jueces letrados, intendentes y gobernadores.
b. Se adicionó la incompatibilidad absoluta del cargo de diputado con el de empleado retribuido de nombramiento exclusivo del Presidente de la República, con la sola excepción de los ministros de Estado. Se extendió dicha incompatibilidad a los senadores.
c. Sobre composición del Senado: los senadores. permanecerían ahora seis años en sus cargos, pudiendo ser reelegidos indefinidamente, en votación directa por las provincias.

4° QUINTA ENMIENDA CONSTITUCIONAL: Modificó los siguientes aspectos:
a. Sobre facultades presidenciales, restringen sus facultades en cuanto a leyes excepcionales, no pudiendo exceder de un año su vigencia; sólo podría disponer el traslado de las personas en caso de verse amenazada la seguridad interior- entre el puerto de Caldera, por el norte, y la provincia de Llanquihue, por el sur. Asimismo no se podía detener a los parlamentarios ni suspender las garantías individuales.
b. Sobre composición y atribuciones de la COMISION CONSERVADORA, cuya principal función era velar por el cumplimiento de la Constitución y particularmente por la protección de las libertades individuales. Se integraba inicialmente de siete senadores, a los que la reforma adicionó siete diputados. Además, se le autorizó para solicitar al presidente de la república la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso, cuando a su juicio lo exigiesen circunstancias graves y excepcionales.
c. Acusación de los Ministros de Estado, se hace más expedito el procedimiento a seguir para su tramitación.
d. Composición y atribuciones del CONSEJO DE ESTADO, se priva de voto en él a los Ministros de Estado y se le incorporan 3 senadores y 3 diputados con lo que los representantes del Parlamento queden m mayoría sobre los designados por el Ejecutivo, 6 contra 5.



2.- El Código Penal: este código fue aprobado por el Congreso en julio de 1875 y junto a la Ley Orgánica de Tribunales, suprimió el FUERO ECLESIASTICO y el RECURSO DE FUERZA.
3.- La Reforma Electoral de 1874: Hasta este año el sistema electoral estuvo en manos del ejecutivo, quien a través de las municipalidades organizaba a las Juntas Calificadoras, aquellas que entregaban las boletas de calificación o inscripción al ciudadano, permitiéndole votar, y las Juntas Receptoras de Sufragios, que calificaban la elección en sí. Este mecanismo facilitaba el amplio ejercicio del fraude electoral y para disminuir este efecto ya en 1869 se habían establecido las JUNTAS DE MAYORES CONTRIBUYENTES, cuya función era revisar la normalidad de las calificaciones. Se integraban por los seis mayores contribuyentes de la comuna y de un regidor elegido por la municipalidad, que la presidía. La aparición de estas JUNTAS fue un antecedente importante en la pérdida del control electoral del Ejecutivo. La nueva Ley de elecciones de noviembre de 1874 introdujo las siguientes innovaciones:
1° Confía a la JUNTA DE MAYORES CONTRIBUYENTES (en vez de !as municipalidades) la constitución de las juntas calificadoras y receptoras.
2° La presunción de que el que sabe leer y escribir posee la renta exigida por la constitución, de esta manera se estableció de hecho el sufragio universal.
3° Se introduce el voto acumulativo para la elección diputados, conservando el de lista completa para senadores electores de presidente.
III.- GOBIERNO DE ANIBAL PINTO G. (1876-1881):





Fue el primer mandatario elegido por la Alianza Liberal. Durante su mandato la actividad política cedió su protagonismo a los graves incidentes de la Guerra del Pacífico.

No obstante, hay dos hechos que vale la pena mencionar, ambos acaecidos en 1878:
• La GRAN CONVENCION, organizada por los conservadores y donde por primera vez elaboraron un programa escrito, en el que preconizaron:

1° Libertad electoral.
2° Descentralización administrativa.
3° Libertad de la Iglesia y Supresión del Patronato.
4° En materia educacional defendieron la idea de pagar por la enseñanza que se recibiera si era secundaria o universitaria; la supresión de los internados en los colegios fiscales y la más absoluta libertad de enseñanza.
-E1 8 de junio falleció en Santiago el Arzobispo Rafael Valentín Valdivieso. Según las disposiciones del Patronato, correspondía al gobierno ejercer el Derecho de Presentación. Aprovechando la oportunidad única de colocar a la cabeza de la Iglesia chilena un sacerdote tolerante y menos polémico con las reformas laicas, propuso a Francisco de Paula Taforó.
Lamentablemente esta candidatura contó con la más cerrada oposición del clero santiaguino, quien gestionó ante Roma su rechazo. Las consecuencias fueron gravísimas para la relación Estado-Iglesia.

IV.- GOBIERNO DE DOMINGO SANTA MARÍA G. (1881-1886):







le correspondió dirigir las etapas finales de la Guerra del Pacifico y enfrentar la agudización del conflicto con la Iglesia.

La administración de Santa María insistió ante el Papa León XIII en el sentido de favorecer la candidatura de Taforó; pero el rechazo que suscitaba en el clero nacional tal propuesta, motivó al pontífice a enviar a Chile al sacerdote Celestino del Frate, quien en calidad de Delegado Apostólico debía informar al Papa sobre le situación de las relaciones Iglesia Estado, para que éste pudiera resolver mejor.
La falta de prudencia del Delegado para relacionarse con el gobierno y su posición abiertamente favorable a los sectores ultramontanos, lo condujo a una franca ruptura con la administración de Santa María, quien le entregó sus pasaportes, obligándolo a abandonar el país y cortándose, de paso, las relaciones con la Santa Sede.
Luego del fracaso de 1a misión del Frate, Roma anunció el rechazo definitivo a la candidatura de Taforó. E1 gobierno en respuesta a la negativa, promovió un conjunto de proyectos de ley, destinados a quitar a la Iglesia toda intervención en la constitución del estado civil de 1as personas. Conocidas como LEYES LAICAS, ellas fueron:
1.- Ley de Cementerios Laicos (1883): Estableció que en todos los cementerios fiscales y municipales se garantizaría el libre entierro sin considerar el credo religioso ni las circunstancias de la muerte; terminando con la discriminación de 1871.
Frente a esta disposición, el Vicario capitular de Santiago declaró "execrados" todos estos cementerios, ordenó, además, cerrar sus capillas y prohibiendo a los sacerdotes acompañar a los cadáveres a sus sepulturas para rezarles los responsos correspondientes. Esta medida casi obligó a los católicos a sepultar sus deudos en cementerios parroquiales a lo que el Gobierno contestó prohibiendo dicha práctica, dictando la Ley de Registro Civil, cuyas disposiciones exigen que para sepultar un cadáver se debía presentar un certificado de defunción emitido por un Oficial del Registro Civil.
2.- Ley de Matrimonio Civil (1884): Con esta ley la Iglesia perdió la facultad para establecer la familia y esta función a partir de entonces pasó a ser desempeñada por el Estado.
3.-Ley de Registro Civil (1884): Fue un complemento necesario de las dos leyes anteriores. Se creó un Servicio de Registro Civil con funcionarios del Estado para constituir legalmente la familia; sus inscripciones fundamentales serían: nacimientos, matrimonios y defunciones. Este Registro Civil era independiente de los registros parroquiales.
También, con la en enero de 1882, fue promulgada la SEXTA ENMIENDA CONSTITUCIONAL SOBRE REFORMA DE LA CARTA DE 1833, modificación propuesta las reformas aprobadas y publicadas se someterían a la ratificación del Congreso, que seguía inmediatamente al que las había aprobado. Finalmente, las reformas se pueden estudiar y discutir en las Legislaturas extraordinarias, aunque el ejecutivo no las haya incluido en la convocatoria.
V.- EL GOBIERNO DE JOSE M. BALMACEDA F. (1886-1891):







El triunfo de Chile en la Guerra del Pacífico provocó transformaciones económicas, las que permitieron el desarrollo de nuevas clases sociales. Esto creó un clima propicio para una renovación e impulso hacia nuevas formas de progreso.

El presidente Balmaceda quiso ser el promotor de estos cambios, los cuales se orientarían, básicamente, hacia la creación de las condiciones necesarias para el crecimiento industrial. De acuerdo a esto se preocuparía en forma preferente de la energía, de los transportes y de la educación. Sin embargo el primer mandatario, celoso de sus prerrogativas presidenciales gobernó en el viejo estilo de sus antecesores, sin dar cabida a una real participación de las nuevas formas sociales. Intensificó la intervención electoral y quiso imponer su voluntad al parlamento, el cual, por una u otra razón se plegó a una oposición creciente, partidaria de formas parlamentarias y democráticas en lugar de gobiernos fuertes y oligárquicos.
1-. Programa de Balmaceda: el presidente tenía el siguiente programa:
a. Lograr la unidad de todas las corrientes liberales ("reconciliar a la gran familia liberal"), para dejar sólo a los conservadores en la oposición, y realizar un gran programa de progreso material e intelectual.
b. Neutralizar la oposición conservadora, restableciendo relaciones con la Santa Sede al conseguir la designación como Arzobispo de Santiago de Mariano Casanova.
c. Aprovechar las entradas provenientes del salitre para desarrollar un vasto plan de obras públicas y de fomento de la educación pública, diversificando así la economía y reemplazando el salitre para cuando éste se acabase.
Sin embargo, el primer punto de su programa, nunca lo pudo cumplir, pues como se señaló el Parlamento se mantuvo en una oposición creciente al Presidente y en el año 1889 se formó una combinación política opuesta al Gobierno denominada Cuadrilátero, integrado por los partidos Nacional, Radical, Liberal Doctrinario y Liberal Mocetón, destinado a luchar por la libertad electoral.
2.- Promulgación de la Séptima ENMIENDA CONSTITUCIONAL que fijó las siguientes reformas:
[a) Supresión del VETO ABSOLUTO. Este permitía al Jefe de Estado rechazar totalmente un proyecto aprobado por el parlamento, con lo cual se tenía por no propuesto, no pudiendo tampoco estudiarse de nuevo en la misma legislatura que lo había aprobado. De acuerdo con la reforma ambas Cámaras tienen el derecho a estudiar las observaciones del Presidente y a insistir en el proyecto aprobado siempre que se reúnan los dos tercios de los miembros presentes en ambos cuerpos legislativos.
(b) Exige acuerdo del Senado para los nombramientos diplomáticos; y
a. Autoriza a la Comisión Conservadora para convocar al Congreso a Legislatura extraordinaria, facultad que se otorga también a la mayoría del Parlamento.
b.
3.- Reforma Electoral de 1890: Inclinó definitivamente la intervención electoral del lado de los mayores contribuyentes, al colocar en las Juntas que integraban el proceso eleccionario completo. Extendió el voto acumulativo para la elección de Senadores, extendió el derecho de sufragio a los 21 años, sin distinción del estado civil; reglamentó también el secreto del sufragio, instituyendo el uso de una "cámara secreta".
4.- Política económica: Se señala que nunca antes ni después hubo en nuestro país una caja fiscal más rica que la que existió en el Gobierno de Balmaceda. En la administración de Santa María se habían pagado las cuentas de la Guerra y el salitre seguía su desarrollo (en 1886 se exportaron 4.500.000 qq2 de salitre y en 1890 la cifra de 10.700.000 qq2).
Las crecientes entradas producidas por estas exportaciones, debían ser consideradas según Balmaceda de carácter extraordinario y eventual, por lo tanto, no se debían aplicar a los gastos ordinarios del Estado; los cuales se solventarían con los impuestos también ordinarios, sino que a obras de adelanto y promoción industrial "para cuando pasara la importancia del salitre".
Esta política económica encontraba oposición en la mayor parte de los conservadores latifundistas, los cuales pedían la supresión de los impuestos ordinarios y también los banqueros privados, los cuales captaban depósitos de fondos fiscales al 3% anual y los prestaban al 9% anual.
Además, la mayor parte de las salitreras habían caído en manos de los capitales ingleses (John North, el "Rey del Salitre"), quienes también eran propietarios también de los FF.CC. del Norte. Estos capitalistas se oponían a la política de nacionalización (no estatización) de todos los FF.CC., propiciada por el Presidente.
Es importante destacar que Balmaceda era contrario a todo tipo de monopolios en la actividad económica, ya fueran estos particulares o estatales, según él, la función fundamental del Estado era garantizar la libertad y la propiedad, por lo tanto, éste siempre debía conservar una propiedad salitrera suficiente para resguardar con su influencia la producción y su venta, frustrando de esta manera toda posibilidad de dictadura industrial. Por esta razón, el presidente se negó cuando North le propuso la compra de los terrenos salitreros que aún le quedaban al Estado para establecer un monopolio privado del salitre.
Aun cuando la mayor parte de las salitreras en explotación pertenecían a extranjeros se calcula que el 60% del va1or producido por la actividad salitrera quedaba en Chile derivado de derechos de exportación, pago de jornales o productos chilenos consumidos por la industria.
5.- La Guerra Civil de 1891: Entre los antecedentes hay a lo menos dos que se definen con claridad, uno de corte político y otro económico. El primero, era el deseo largamente expresado de poner término a los gobiernos fuertes y dar mayor participación al Congreso en la planificación de la política de estado. E1 segundo dice relación con la lesión inferida a diversos intereses creados que se perjudicaban con las renovaciones propuestas por Balmaceda (latifundistas, banqueros y salitreros).
a. Causa inmediata: La oposición, desde el Congreso, hostigó la gestión Balmaceda hasta el punto de obligarlo doce veces a cambiar de ministerio. En 1890, negándose Balmaceda a acceder a un nuevo cambio, el Congreso respondió no aprobándole la ley del presupuesto para 1891. Como el Estado no puede funcionar sin una ley que autorice sus gastos e inversiones, Balmaceda estableció por decreto que, en 1891, regiría la misma ley aprobada para 1890. Esto era, sin duda, inconstitucional. La mayoría del Congreso destituyó al presidente y solicitó a la Armada prestara su respaldo a esta deposición. La escuadra zarpó a1 norte llevando a bordo a los principales opositores del presidente. El ejército se mantuvo leal al gobierno.
(b) Episodios de la Guerra: En el Norte del país los revolucionarios o "constitucionalistas" se apoderaron de la principal fuente de recursos del Estado. Ahí, a las órdenes de una Junta de Gobierno presidida por el Almirante Jorge Montt e integrada además por el Vicepresidente del Senado, don Waldo Silva y por el presidente de la Cámara de Diputados, don Ramón Barros Luco, formaron un ejército organizado, por el asesor alemán, el Coronel Emilio Körner. En la región nórtica hubo diversos y sangrientos enfrentamientos entre las guarniciones militares leales al gobierno y los constitucionalistas, imponiéndose estos últimos. Entre los principales en enfrentamientos tenemos los dos combates de Huara y de Iquique en febrero de 1891 y de Pozo Almonte en marzo del mismo año. De esta manera, el Norte de Chile quedó en poder de los revolucionarios, lo cual les permitió disponer de los dineros provenientes de las ventas del salitre y adquirir buen material bélico.
Por su parte, en el centro y sur del país, Balmaceda estableció una dictadura que fue acusada de feroz e implacable; clausuró la Universidad de Chile y algunos Liceos, hizo lo mismo con centros políticos y clubes. Los enemigos al régimen fueron apresados; se cerraron los diarios antigubernamentales; se crearon tribunales militares para reemplazar a las cortes y se procedió al enrolamiento forzoso para aumentar el ejército gubernamental.
En abril de 1891, las torpederas Linch y Condell cayeron por sorpresa sobre Caldera y hundieron al blindado Blanco Encalada.
En agosto del mismo año, tuvo lugar la matanza de Lo Cañas, en 1a cual fuerzas gobiernistas dieron muerte a un grupo de jóvenes aristocráticos y artesanos opositores a Balmaceda. Este acontecimiento provocó una gran indignación y deseos de venganza entre los revolucionarios.
La suerte final de la guerra civil se libró en las batallas de Concón y Placilla ambas en los alrededores de Valparaíso en agosto de 1891. E1 ejército revolucionario que previamente a estas acciones había desembarcado en Quintero, triunfó en ambas derrotando a la flor de la oficialidad veterana del 79 (fueron asesinados los generales Alcérrega y Barbosa).
En Valparaíso y Santiago se produjeron grandes saqueos, robos y asesinatos en contra de los balmacedistas.
b. Consecuencias de la Guerra Civil:
a.- Se rompe el sentimiento de unidad nacional. Durante décadas las familias quedaron divididas. Los derrotados recordarían siempre el pijalle ordenado contra sus bienes, los fusilamientos y torturas, exilio, etc.
b.- El poder quedó en manos de una oligarquía (pocos y muy ricos), formada por mineros. banqueros y salitreros. Estos paralizaron todo el plan progresista de crecimiento hacia la industrialización establecido por Balmaceda.
c.- La interrupción de los planes de expansión tuvo amplias consecuencias, puesto que se suprimió la mayoría de los impuestos y el país vivió casi exclusivamente del salitre. Cuando este fue reemplazado por el salitre sintético, la crisis nacional fue inevitable.
d.- Establecimiento del Gobierno Parlamentario.





 
 
  Total de Visitas: 51412 visitantes a 3W. Profesorgermanpassi.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=